Dieta blanda


¿Qué alimentos permite ingerir la dieta blanda?

Entre los nutrientes destacados tenemos:

Verduras y frutas

En realidad, son indispensables en cualquier dieta. Comer 5 piezas de verdura y fruta es esencial sobre todo si vas blando. Puedes tomar cualquier tipo de fruta menos las que posean altas concentraciones de fibra. Entre ellas tienes el plátano, peras o manzanas. Las verduras deben estar cocinadas a la plancha o al horno.

Productos lácteos

Entre los productos lácteos permitidos tenemos el yogur desnatado y natural, queso fresco y leche desnatada. No añadir azúcar ni otros edulcorantes.

Hidratos de carbono

Los hidratos apropiados son el pan de molde sin corteza, y cereales ligeros.

Sopa

La sopita que hacía tu madre cuando eras pequeño y te dolía el estómago, era porque iba bien para la digestión. Las sopas y el consomé poseen muchos beneficios para nuestro organismo. De pasta puedes añadir fideos.

Proteínas

Necesarias para vivir. Es conveniente tomar pechuga de pollo y lonchas de pavo asadas. No comas pescado azul. Como es necesario comer varios huevos a la semana, puedes cocinarlos en forma de tortilla francesa.

Bebidas y postres

Lo mejor es que durante este periodo de tiempo solo bebas agua e infusiones de manzanilla. En cuanto a los postres, además de la fruta puedes comer yogur natural.

Recetas y menú

Al igual que en las dietas equilibradas, debes comer 5 veces al día, comidas muy ligeras. Así, la digestión será más suave, y los intestinos te lo agradecerán.

Recapitulando, las características de la dieta blanda se basan en tres principios:

  1. No tiene fibra. El tracto intestinal agradecerá poco aporte de fibra, en medio de la dieta no comas legumbres como lentejas o garbanzos.
  2. Evita los azúcares y alimentos ácidos. Tampoco refrescos, café, alcohol ni tabaco. Las especias y el picante no están permitidos.
  3. Pocas grasas saturadas. La mejor carne es la pechuga de polo y el jamón cocido. El pescado recomendado es blanco.

No sólo debes escoger los alimentos adecuados o astringentes, sino hay que cocinarlos bien. Por ejemplo, las verduras es mejor hervirlas y la carne asarla, según las indicaciones de la dieta blanda. No hagas frituras en aceite. A continuación te mostramos un menú.

  1. Lunes
    Para desayunar, hazte un sándwich sin corteza con una loncha de jamón cocido.
    Para almorzar, una manzana.
    Para comer, consomé y pechuga a la plancha.
    Para merendar, un plátano.
    Para cenar, merluza a la plancha y verduras asadas.
  2. Martes
    Desayuno: Igual que el lunes.
    Almuerzo: Yogur natural.
    Comida: Crema de verduras con pechuga.
    Merienda: Manzanilla y una fruta.
    Cena: Lubina asada con verduras y fruta.
  3. Miércoles
    Desayuno: Un yogur natural y dos lonchas de jamón cocido.
    Almuerzo: Fruta y queso fresco.
    Comida: Hervido y ensalada.
    Merienda: Rebanada de pan con pavo.
    Cena: Bacalao a la plancha con verduras. Fruta.
  4. Jueves
    Desayuno: Sándwich de pavo y fruta.
    Almuerzo: Fruta y yogur natural.
    Comida: Pechuga de pavo y acelgas hervidas.
    Merienda: Pieza de fruta e infusión de manzanilla.
    Cena: Hervido y arroz blanco.
  5. Viernes
    Desayuno: Igual que el miércoles.
    Almuerzo: Manzana asada y yogur con bifidus.
    Comida: Merulza o lenguado y tomate asado.
    Merienda: Una rebanada de pan con pechuga.
    Cena: Puré o crema de verdura.

Figuraste

Porque todo lo que hicimos es historia