Dieta Alcalina


¿Perder peso con la dieta alcalina?

La dieta alcalina se preocupa principalmente por los alimentos que tomamos con frecuencia. El hecho de que nos ayuden a perder peso es menos relevante, pues se le da mayor importancia a los beneficios que aportan a la salud. La dieta se llama así porque promueve aquellos alimentos de carácter alcalino, como las hortalizas, a contra de los ácidos, por ejemplo los glúcidos simples. La opinión de los creadores es que los productos alcalinos mantienen el pH de nuestro cuerpo en regla para prevenir enfermedades.

La frase conocida “Somos lo que comemos” se pone en práctica especialmente en esta dieta.

Debes saber que nuestro organismo, su integridad, depende directamente de la forma en la que nos alimentamos. A largo plazo, una dieta poco equilibrada se traducirá en enfermedades del corazón, de los huesos y otros órganos vitales del cuerpo. En cambio, un régimen sano nos mantendrá en mejor estado durante más tiempo y reduciremos riesgos. La dieta alcalina se basa en esto, en mantener el pH del cuerpo de forma que la acidez no sea un factor por el cual aparecen ciertas patologías.

El pH del cuerpo se mide como el grado de protonación, también conocido como nivel de acidez. El rango habitual es verlo de 0 a 14, rara vez verás valores negativos. Cuanto menor sea el valor, mayor será la acidez, mientras que cuanto mayor sea, la alcalinidad aumentará. pH 7 es neutro. La dieta alcalina intenta que comiendo alimentos como frutas y verduras, evitando el exceso de carne roja, aves e incluso los lácteos. Además, en los alimentos alcalinos se prohíben los hidratos de carbono y las grasas.

Según los que la promulgan, se logra una alimentación saludable para el organismo, que lo depura y desintoxica. La orina será alcalina para que las toxinas desaparezcan rápidamente de nuestro cuerpo. Por otro lado, conseguiremos adelgazar puesto que no tomaremos grasas animales.

No es una dieta milagrosa por su alcalinidad. Lo único que pretende es dar mayor importancia a las verduras y las frutas, tan esenciales para nuestra alimentación. A su vez, se intenta disminuir la ingesta de comida precocinada, rápida, o perjudicial.

Lógicamente si hemos dedicado nuestra dieta a tomar alimentos precocinados, mucho frito, dulces a cascoporro y helado de chocolate, cuando te pongas a hacer esta adelgazarás considerablemente, por las calorías de que dejas de ingerir. Cambiar los hábitos es esencial para sentirse mejor. “Hay que ser alcalino”. En cambio, si ya tenías buenas costumbres, perderás menos peso.

Figuraste

Porque todo lo que hicimos es historia