BOLDO

Peumus boldus Molina ( Monimiáceas)

Parte utilizada: Hojas.

Propiedades: Protector hepático, digestivo, colerético, antiinflamatorio y diurético.

Indicaciones: Cálculos biliares (piedras en la vesícula) y anormalidades de las vías biliares.
También se emplea en casos de estreñimiento, cistitis y enfermedades genitales (sífilis y
blenorragia).
Limpia las manchas de la piel, especialmente de la cara, que son causadas por enfermedades
hepáticas.

Contraindicaciones: Obstrucción de las vías biliares, embarazo y lactancia.

Forma de empleo: Exteriormente, el boldo en decocción, se usa para baños, pediluvios; para
combatir el reumatismo, la hidropesía, afecciones cutáneas, sífilis, blenorragia y otras enfermedades
semejantes.
El jugo de las hojas o tallos tiernos, introducidos en los oídos calma los dolores.
De las hojas se prepara un importante y curativo jarabe, de la siguiente manera: se machacan 100
gramos de hojas, sobre esta trituración se vierte un litro de agua hirviendo, inmediatamente se tapa
bien y se deja que se repose por espacio de seis horas. Se cuela y se endulza con miel de abejas y
se coloca en baño María, se cubre enteramente y se deja hasta que tome punto, o sea, hasta que
esté listo el jarabe.
La dosis indicada es una cucharadita por taza de agua, varias veces al día.

Precauciones: A dosis muy altas puede producir alucinaciones y convulsiones.

Ña Nutri