Resorción ósea

Hormonas involucradas en la formación y en la resorción ósea

Osteblastos: sintetizan nuevo hueso para reemplazar el hueso reabsorbido, son formadores de hueso y su acción es mayor durante la etapa de crecimiento.

Osteoclastos: tienen receptores para PTH, 1,25 (OH)2 D3, estrógeno, calcitonina y PGE2, reabsorben hueso expulsando paquetes de ácido cítrico y láctico para disolver el hueso, y enzimas proteolíticas para digerir la matriz ósea. Su acción es mayor en la osteoporosis.

Pero, tanto los osteoblastos y osteoclastos trabaja en forma acopladas.

Vías de eliminación del Ca

La excreción de Ca urinario es de 100 a 240 mg/día, ya que la mayor parte del Ca filtrado en el riñón es absorbido. Las secreciones endógenas intestinales alcanzan a 100 mg/día o menos, de manera que solo un mínimo del Ca fecal corresponde al endógeno. Hay una relación exponencial entre la ingesta y la excreción urinaria de Ca, de modo que amplias variaciones en la ingesta van acompañadas por pequeñas variaciones en la excreción. También se elimina calcio a través del sudor, piel, cabello y uñas.

La excreción urinaria de Ca es aumentada por una ingesta alta en proteínas que puede inducir calciuria que no es compensada por mayor absorción intestinal de Ca, y también por altas ingestas de Na y P.

Efecto de la ingesta de Na y de proteínas en la excreción urinaria de Ca.

Una ingesta elevada de sodio: aumenta la excreción urinaria de sodio y esto arrastra calcio, produciendo finalmente disminución del Ca sérico, lo cual no es beneficioso.

Una ingesta elevada en proteínas: produce generación de ácidos orgánicos, esto sucede con la ingesta de AA azufrados, y por consiguiente se forma sulfato de calcio, esto lleva a una hipercalciuria inducida por proteínas, la cual no es compensada por la mayor absorción intestinal de Ca.

Por ello, para evitar tales situaciones es recomendable cumplir con las leyes de la alimentación (Ley de la Cantidad y Ley de la Armonía).

Figuraste

Porque todo lo que hicimos es historia