Proteínas

La proteína fue la primera sustancia en ser reconocida como una parte vital de los tejidos vivos.

El nombre deriva desde hace más de un siglo, de una palabra griega que significa "de primera importancia". Las proteínas, como las grasas y carbohidratos, contienen carbón, hidrógeno y oxígeno. Son únicas debido a que también contienen alrededor de 16% de nitrógeno, junto con azufre y en ocasiones otros elementos como el fósforo, hierro y cobalto. La presencia de nitrógeno permite a las proteínas asumir las cientos de formas diferentes que las caracterizan. El componente principal de las proteínas son los compuestos nitrogenados, complejo formado por aminoácidos (AA) unidos como péptidos. Poseen un grupo nitrogenado básico (grupo amino, -NH2), y un grupo carboxílico, ácido -COOH unidos por un C alfa central.

Diferentes estructuras que pueden adoptar las proteínas

Las proteínas varían en tamaño desde polipéptidos relativamente pequeños como la adrenocorticotropina (ACTH) conformada por 23 aminoácidos, hasta moléculas muy complejas con varios cientos de miles de aminoácidos formando una unidad.

Las estructuras de la proteína es decisiva para su función, si se modifican la sucesión de la proteína lineal, como en determinadas enfermedades genéticas, aquélla no podrá formar sitios activos y su actividad estará limitada o suprimida del todo; entonces, las diferentes estructuras que pueden adoptar las proteínas son:

  • primarias, la proteína terminada es una cadena lineal de aminoácidos.
  • secundarias, las alteraciones entre grupos R (radicales) de aminoácidos crean hélices y estructuras laminares plegadas.
  • terciarias, las hélices y las láminas plegadas se repliegan en dominios compactos (dominio de monómeros).
  • Cuaternarias, los polipéptidos individuales sirven de subunidades para la formación de ensambles o complejos más grandes (se ve en una configuración tridimensional).

Figuraste

Porque todo lo que hicimos es historia